La masacre de Tremseh: Asesinan a más de 200 personas delante de las narices de la ONU

El régimen de Bashar al Assad ha cometido (y sigue cometiendo) una nueva matanza contra su propio pueblo. Esta vez fue la aldea rural de Tremseh (también conocida com Al Trimse) en la provincia de Hama la que padeció la saña de las bandas armadas del dictador sirio.

Blindados, helicópteros artillados y cañones, asistidos por uniformados y los paramilitares de la infame Shabiha, provocaron ayer la muerte de más de 200 hombres, mujeres y niños.

De acuerdo con los informes de la oposición, la nueva acción de las tropas del régimen incluyó ejecuciones sumarias de los civiles, algunos de los cuales incluso fueron degollados.

Lo peor de todo esto es que la comunidad internacional ha sido testigo “a distancia” de la masacre, ya que hay observadores de la Misión de Supervisión de las Naciones Unidas en Siria (UNSMIS) ubicados a cinco kilómetros del lugar de los hechos, a la espera de un cese al fuego local que les permita ingresar a la zona de desastre, a fin de verificar los alcances de la tragedia.

Estos observadores internacionales sí pudieron ver el bombardeo al que ha sido sometida Tremseh por parte de tanques, fuego indirecto (artillería) y helicópteros, lo que constituye una innegable violación al plan de paz propuesto por el enviado especial de la ONU, Kofi Annan, plan que- aclaremos- ya había sido sistemáticamente vulnerado por las fuerzas de Assad mucho antes de que ocurra esta nueva masacre.

Dado lo tremendo de lo sucedido en esa localidad del área rural de Hama, el gobierno de Damasco ha impuesto un cerco informativo que ha obstaculizado la salida de imágenes u otras noticias de la zona, aunque eso no ha impedido que se filtren los primeros videos de las víctimas en Tremseh (Advertenia: algunas escenas pueden ser inconvenientes para menores de 18 años):

Anuncios