Golpe a la cúpula militar de al Assad: Matan al ministro de Defensa y su ajdunto

La capital de Siria ha sido testigo de un duro golpe a la cabeza de la maquinaria militar del régimen de Bashar al Assad, cuando un supuesto atacante suicida detonó una carga explosiva en la propia sede de la Seguridad Nacional en Damasco, causando la muerte del ministro de Defensa de ese país, Daoud Rajha y de su adjunto, Asef Shawkat, quien era el cuñado y confidente del presidente sirio.

El atentado se produjo en momentos que se estaba llevando a cabo una reunión de ministros del gabinete y altos funcionarios de seguridad, y en el mismo habría estado involucrado al menos uno de los custodios de Rajha. Por los efectos de la explosión también resultó muerto el general Hassan Turkmani, asesor militar de la vicepresidencia, y quedó gravemente herido el ministro del Interior sirio, Mohammad Ibrahim al-Shaar, además de otros personeros del gobierno.

Este episodio le agrega más dramatismo al cuadro de violencia que ha estado viviendo Damasco desde hace cuatro dias, con enfrentamientos armados entre las fuerzas del régimen y los miembros del Ejército Sirio Libre en distintos barrios de la ciudad, que incluyen bombardeos indiscriminados por parte de las primeras contra zonas habitadas por civiles, como denuncian distintas organizaciones opositoras.

El Ejército Sirio Libre se atribuyó la autoría del ataque que terminó con la vida de los altos jefes militares (hay que recordar que Daoud Rajha era también subcomandante del ejército y las Fuerzas Armadas), aunque una supuesta organización armada islamista también difundió un comunicado adjudicándose el atentado.

El coronel Malik Kurdi, portavoz del Ejército Sirio Libre, dijo que el brazo armado de la oposición “llevó  a cabo este ataque en venganza por las masacres cometidas por el régimen y por el silencio internacional… Prometimos que íbamos a golpear al régimen en su eje más sensible.Esto era necesario para nosotros “.

El atentado de hoy no sólo representa un golpe a la estructura militar del régimen, sino que también ha abierto una dolorosa herida en el círculo más cercano a Bashar al Assad, ya que el fallecido viceministro de Defensa, comandante Asef Shawkat, era cuñado del presidente y durante años se había desempeñado como jefe de la inteligencia militar.

En respuesta a este ataque, el Comando General del Ejército y las Fuerzas Armadas emitió un duro comunicado, en el que promete “perseguir y aniquilar a las pandillas terroristas dondequiera que estén y a dondequiera que huyan, y los expulsará de sus podridos escondrijos y limpiará la nación de sus males”.

Como confirmación de estos dichos, se han incrementado los ataques de artillería y aéreos contra distintos puntos de la capital y en otras localidades del interior del país. Incluso se ha reportado la aparición de paramilitares adictos al régimen que estarían llevado adelante asesinatos en masa como represalia por el atentado de hoy.

Por otro lado, la agencia oficial siria SANA informó que Bashar al Assad promulgó los decretos que designan al comandante general Faherd Jassem Al-Frej como nuevo ministro de Defensa y subcomandante del ejército y las Fuerzas Armadas.

Anuncios