El Ejército Sirio Libre mata a un alto oficial de la Guardia Revolucionaria de Irán

Un grupo de combatientes del Ejército Sirio Libre (ESL) mató a un general de alto nivel de la Guardia Revolucionaria iraní y asesor de Hezbollah durante una emboscada en el área de Zabadani, cerca de la frontera con Líbano. Un medio libanés asegura que el oficial asesinado estuvo los días anteriores en la castigada ciudad de Alepo.

guardias

El comandante de la Guardia Revolucionaria, Mohammad Ali Jafari (de uniforme) asiste al funeral de Shateri. Detrás de él se ve al jefe la Fuerza Quds, Ghasem Suleimani. (Foto: Fars News)

El funcionario fue identificado como Hassan Shateri, general de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica (CGRI) de Irán e integrante de la fuerza Quds, el brazo de la organización que  opera en el extranjero. De acuerdo con los medios oficiales de Teherán, el oficial dirigía el Comité Iraní para la Reconstrucción del Líbano, con sede en Beirut.

Según la versión inicial del gobierno iraní, Shateri fue muerto el pasado martes 12 de febrero por “agentes y simpatizantes del régimen sionista” (en alusión a Israel) mientras viajaba desde la capital siria, Damasco, a Beirut.

Posteriormente, se reconoció que el general había fallecido por un ataque perpetrado por insurgentes sirios cuando se trasladaba en auto hacia el aeropuerto de Damasco para regresar al Líbano.

Este último dato entra en conflicto con lo señalado por jefes rebeldes y por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, respecto de que el vehículo de Shateri fue emboscado cerca de la localidad de Zabadani (al oeste de Damasco), en dirección totalmente opuesta al aeropuerto y sobre la principal carretera que conduce a la República Libanesa.

Otro hecho que llama la atención es que las agencias gubernamentales de Irán y Siria intentaron obviar el oficio militar del difunto, a pesar de integrar la “élite de la élite” y de ser un oficial de alto prestigio e influencia dentro de las FF.AA. iraníes.

La muerte de Shateri ratifica nuevamente las versiones sobre la presencia de militares iraníes en Siria, donde operan a favor del régimen de Bashar al Assad, y constituye un duro golpe para los CGRI, ya que se trata del oficial de más alto rango de esta organización muerto en el extranjero, y de uno de los funcionarios más importantes en el mantenimiento de los vínculos entre Teherán y el grupo libanés Hezbollah.

¿Qué hacía Shateri en Siria?

El general Shateri tenía asignadas funciones en Líbano. ¿A qué obedecía su presencia en Siria? ¿Por qué los medios oficiales sirios de al Assad acallaron el hecho, a pesar de haber ocurrido dentro de sus fronteras, y sólo se limitaron a informar sobre el asesinato después de que fue anunciado por el embajador iraní en el Líbano?

De acuerdo con lo señalado ayer por el periódico libanés As-Safir, el general Hassan Shateri (también identificado por medios iraníes como Hessam Khoshnevis u Hossam Khosh Nues), estuvo desplegado días antes de su muerte en la ciudad de Alepo, una de las ciudades más importantes de Siria donde continúan los violentos enfrentamientos entre tropas de Bashar al Assad y los rebeldes.

La explicación sobre permanencia de Shateri en ese punto conflictivo obedecería a la necesidad de “estudiar algunos proyectos para la reconstrucción” en partes de esa localidad.

Los rostros reflejan el impacto provocado por la muerte de Shateri en el régimen de Teherán.

Los rostros de los funcionarios reflejan el impacto provocado por la muerte de Shateri en el régimen de Teherán. (Foto: Fars News)

Otra versión no descarta que la verdadera misión de Shateri en Siria haya sido la de coordinar la transferencia de misiles tierra-aire Sa-17 del ejército sirio a Hezbollah, y que su muerte en realidad se haya producido a fines de enero, cuando la aviación militar israelí atacó y destruyó un convoy de armas que se dirigía de Siria al Líbano.

Los restos del general Hassan Shateri fueron despedidos ayer en Teherán, en un funeral que contó con la presencia de importantes jerarcas de los CGRI, como su comandante en jefe, Mohammad Ali Jafari, y el líder de la Fuerza Quds, Ghasem Suleimani, ambos visiblemente afectados por la pérdida de su camarada.

Anuncios