Amnistía Internacional sobre Siria: “Ambas partes son responsables de crímenes de guerra”

La organización de derechos humanos Amnistía Internacional difundió hoy el resultado de dos estudios realizados sobre la crisis de violencia armada en Siria, denunciando que el país está inmerso en un sangriento conflicto en el que tanto el gobierno como los rebeldes “son responsables de crímenes de guerra” e instando a las Naciones Unidas a que actúen de inmediato para proteger a las víctimas de tales abusos.

“La investigación realizada en la última quincena en el interior de Siria confirma que las fuerzas gubernamentales continúan bombardeando indiscriminadamente a la población civil, a menudo con armas prohibidas por el derecho internacional, arrasando barrios enteros”, señaló Amnistía a través de un comunicado, en el que también acusa a las fuerzas de Bashar al Assad de cometer actos de tortura, desapariciones forzadas o ejecuciones extrajudiciales de los detenidos.

Según el informe, se obtuvieron pruebas de que el gobierno sirio continúa empleando armas por la legislación internacional contra la población civil, desde las infames bombas de racimo hasta misiles tierra-tierra de largo alcance (N. de R.: tipos Scud o Frog), que recientemente “aniquilaron a familias enteras”.

Por otra parte, Amnistía Internacional detectó un número creciente de crímenes cometidos por los grupos opositores armados, como la toma  de rehenes, y la tortura y ejecución sumaria de soldados, shabihas y civiles capturados o secuestrados, que en algunos casos quedaron registrados en video o fueron denunciados por la población civil a los investigadores de la organización.

También se han registrado casos de abusos ligados a odios sectarios, con personas que han sido secuestradas y asesinadas por el sólo hecho de pertenecer a comunidades minoritarias sospechadas de simpatizar con el régimen de Bashar al Assad.

Ann Harrison, directora adjunta del Programa de Amnistía Internacional para Oriente Medio y Norte de África, advirtió que la falta de acción por parte de la comunidad internacional ante esta situación ayuda a que el número de víctimas de estos abusos aumente.

“¿Cuántas personas más tienen que morir para que el Consejo de Seguridad de la ONU remita la situación al fiscal de la Corte Penal Internacional, y así pueda haber rendición de cuentas por estos crímenes horrendos?”, dijo.

Pedido para que ambos bandos detengan la escalada de abusos

Amnistía Internacional también llamó  a las partes enfrentadas a poner fin a esta serie de crímenes de guerra.

Al gobierno de Bashar al Assad se le ha pedido: 

  • Poner fin a los ataques indiscriminados contra zonas civiles. El incremento en el alcance y magnitud de los ataques indiscriminados y los ataques directos contra civiles por parte de las fuerzas gubernamentales en los últimos meses es una prueba más del desprecio del gobierno sirio por la ley internacional y demuestra hasta qué punto es urgente la necesidad de una acción decisiva por la comunidad internacional para frenar la espiral de violaciones que se cometen a diario con total impunidad.
  • Poner fin a las detenciones arbitrarias, desapariciones forzadas, torturas y otros malos tratos y ejecuciones extrajudiciales y dejar claro a todas las fuerzas gubernamentales y las milicias que tales violaciones no serán toleradas.
  • Proporcionar una cooperación total y acceso sin obstáculos a la Comisión Investigadora internacional independiente para indagar todos los presuntos crímenes en virtud del derecho internacional y violaciones y abusos de los derechos humanos.
  •  Permitir que observadores internacionales de derechos humanos y organismos humanitarios accedan sin restricciones a Siria.

Por su parte, se insta a los rebeldes a:

  • Condenar públicamente y tomar medidas para frenar todos los abusos a los derechos humanos y las violaciones de la ley humanitaria internacional, en particular las ejecuciones sumarias y otros homicidios ilegítimos, secuestros, toma de rehenes, torturas y malos tratos y prohibir a los miembros la comisión de tales actos en cualquier circunstancia.
  • Informar a las familias de la suerte de familiares secuestrados, de los que han muerto, las circunstancias de sus muertes e inclusive la ubicación de su entierro.
  • Liberar de inmediato a cualquier persona detenida únicamente en base de su religión, origen étnico, opinión política y dejar de retener a cualquier persona como rehén
  • Retirar de sus filas cualquier miembro presuntamente implicado en abusos de ejecuciones sumarias y otras.

. Informe de A.I. (en inglés) sobre los crímenes cometidos por las fuerzas gubernamentales.

. Informe de A.I. (en inglés) sobre los crímenes cometidos por los rebeldes sirios.

Anuncios