Ataque químico: Los cohetes habrían partido de un cuartel de la Guardia Republicana Siria

En base a los datos aportados por los investigadores de Naciones Unidas, Human Rigths Watch (HRW) logró reconstruir la trayectoria de vuelo de los cohetes cargados con gas sarín que fueron lanzados contra dos suburbios de Damasco el pasado 21 de agosto, ubicando el posible sitio de lanzamiento en terrenos pertenecientes a la 104ª Brigada de la Guardia Republicana de Siria.

HRWRocketBearingMap_v1b

“Utilizando las técnicas estándar de investigación de campo que examinan los escombros y la zona de impacto, donde los cohetes golpearon, el informe proporciona acimutes, o mediciones angulares, precisas, que nos permiten calcular la trayectoria real de los cohetes” señala un artículo publicado hoy en la web de HRW y firmado por Josh Lyons.

Tomando el caso de tres proyectiles que cayeron en Moadamiya y Ein Tarma, los inspectores de la ONU determinaron que los dos que impactaron en la primera localidad tenían acimutes de 34 y 35 grados, mientras que el cohete caído en Ein Tarma presentaba una medición angular de 285 grados.

Las dos zonas mencionadas se encuentran distantes a 16 km entre ellas, “pero al asignar estas trayectorias, las supuestas rutas de vuelo de los cohetes convergen en una muy bien conocida base militar de la 104ª Brigada de la Guardia Republicana, situada a pocos kilómetros al norte de la ciudad de Damasco, y dentro del rango de tiro de los barrios atacados por armas químicas”, destaca la nota de HRW.

Si bien es posible que que esta información no sea concluyente, por las limitaciones de datos que tuvo el equipo de la ONU, la organización humanitaria la considera como una pieza más que puede ayudar a reconstruir lo sucedido aquella madrugada del 21 de agosto y desenmascarar a los verdaderos responsables de este crimen de guerra.

Anuncios