Slavonic Corpus: Mercenarios rusos y ucranianos en Siria

Alrededor de 270 ex militares rusos y ucranianos fueron reclutados por una compañía basada en Hong Kong para combatir a favor del régimen de Bashar al Assad. Algunas de las imágenes que demuestran su presencia en el país del Levante aparecieron durante las últimas semanas, después de que se produjo su retorno por falta de cumplimiento de los pagos por parte de sus empleadores.

mercenario_2

De acuerdo con datos publicados por el sitio Fontanka.ru, los mercenarios fueron convocados entre antiguos miembros de las Fuerzas Armadas y de Seguridad por la firma rusa Moran Security Group, por intermedio de la compañía Slavonic Corpus Ltd. con sede en Hong Kong, para que presten sus servicios al régimen de Bashar al Assad por un período inicial de cinco meses.

Según el medio electrónico, el representante del gobierno sirio en las negociaciones y encargado de desembolsar el dinero pactado (tanto para los sueldos como para el mantenimiento logístico del grupo) sería un magnate de esa nacionalidad, que obraba con autorización de su gobierno.

mercenario_1

Los contratados se trasladaron por vía aérea hasta el Líbano y de allí siguieron por tierra hasta Damasco, donde fueron alojados en un hotel, para luego ser embarcados en avión hasta una base aérea en Latakia, en la costa mediterránea siria, estableciéndose en un campamento ubicado entre esa provincia y la de Tartus.

Los informes señalan que en dicho lugar se concentraron 267 mercenarios, con los que se formaron dos compañías equipadas con uniformes de procedencia estadounidense y el armamento estándar del ejército sirio (fusiles AK, lanzagranadas RPG, morteros y ametralladoras antiaéreas), además de por lo menos cuatro carros T-72 y vehículos blindados BMP, que luego serían sustituidos por camionetas 4×4 artilladas y blindadas

ucraniano
Si bien el propósito inicial de las dos compañías era la protección de los pozos petrolíferos del este del país, la única operación de importancia en la que habrían participado estos combatientes extranjeros tuvo lugar en la localidad de Sukhnev, en la región de Palmira (provincia de Homs) el 18 de octubre de 2013.

La fuerza mercenaria se topó con efectivos rebeldes, generándose una batalla en la que los eslavos no pudieron avanzar, a pesar de estar respaldados por el fuego de morteros y de la aviación gubernamental siria. Finalmente, una tormenta de arena permitió que el contingente extranjero se retirara después de haber sufrido seis heridos, dos de ellos de gravedad.

mercenario_4

Asimismo, los rebeldes lograron apoderarse de documentos, fotografías y un video de los mercenarios, algunos de los cuales pertenecerían a un contratista identificado como Alexey Maliuta, que según las credenciales halladas sería oficial de seguridad de Moran Security Group.

Video hallado en una cámara que cayó en poder de los rebeldes:

Identificación de Alexey Maliuta como contratista de Moran Security Group:

maliuta

Fotografía de Maliuta hallada entre sus pertenencias requisadas en Homs:

maliuta_1

Después de este combate, los mercenarios se trasladaron a una base aérea en Homs, a fin de ser trasladados de regreso a su base en Latakia. En el aeródromo se generó una discusión a viva voz entre el representante del contingente, Vadim Gusev y el financista sirio, en la que el primero reclamó por los cuatro millones de dólares que no se habían pagado como anticipo.

Una vez en su campamento en Latakia, los eslavos tuvieron que devolver a los sirios el armamento pesado y posteriormente tuvieron que hacer lo mismo con sus armas individuales. En los últimos días de octubre (mucho antes de que se venciera el contrato), todo el personal fue embarcado en dos vuelos chárter a Moscú.

Una vez en Rusia, doscientos de los mercenarios exigieron a Moran Security Group el pago del dinero prometido, pero desde la compañía les contestaron que el contrato fue firmado con Slavonic Corps, con quien niegan tener algún tipo de relación.

mercenario_0

Anuncios